Detección de Citomegalovirus

INFECCIÓN POR CITOMEGALOVIRUS

La infección por citomegalovirus es frecuente pero suele permanecer en estado latente una vez adquirida, raramente provoca síntomas y, cuando aparecen, se resuelven en poco tiempo. No obstante, en pacientes inmunodeprimidos o recién nacidos infectados durante el embarazo o el parto, la infección puede ser muy grave y requerir tratamiento con inmunoglobulinas anticitomegalovirus y antivirales. El diagnóstico se lleva a cabo mediante aislamiento del virus en cultivo celular a partir de muestras clínicas, aunque es una técnica que requiere mucho tiempo, parámetro crítico en caso de infección grave. También se pueden detectar antígenos virales mediante inmunofluorescencia o tinción indirecta con peroxidasa, pero estas pruebas no son válidas en los pacientes inmunodeprimidos, que suelen ser los casos más graves. La detección del DNA vírico mediante la reacción en cadena de la polimerasa permite una detección rápida y precisa en menos de 24 horas.

 

Descripción de la técnica: Amplificación por PCR cuantitativa “real time” (RQ-PCR).

Tipo de muestra: Tejido fresco o en parafina.

2010-10-02T23:31:44+00:00